jueves, 3 de diciembre de 2009

El dolor del Agua



Llueve
Y me dejo Empapar
Por las gotas
De Agua

Fria
Helada
Lacerante

Golpean mi Cabeza
Mi Rostro
Mis Manos

Encharcan mis Pies
Descalzos
Heridos
Solos

Sin Fuerza
Para Caminar

Oscuridad
Miedo

Y el Agua
Derramándose sobre mí
Me produce
Dolor

Me duele el Agua
Me duele el Alma

6 comentarios:

  1. Definitivamente aquellas gotas ya no caen sobre aquel manatial, ahora sobre un cuerpo frío, gélido y lascerado, sobre tu alma vacía que requiere agua de vida y no odiosas lágrimas asesinas.
    En la simpleza y sutileza de tus versos habita en contubernio la belleza y esa aguda trsiteza..

    Un abrazo Ana

    ResponderEliminar
  2. Animo, linda.
    Y qué bonita frase, aun desde el dolor.
    Me duele el agua. Ten fuerza para seguir adelante, pues dicen qeu después de la tempestad llega la calma.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Empapando las heridas, anegando las palabras, haciendo de su caudal una mana que lacera…que ahoga ese alma que solo desea calmar la sed de su dolor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Escuece. Claro que escuece. Cuando algo tan "suave" y "dócil" como al agua cae en un campo de polvoriento dolor, ésta arranca con fuerza su piel.

    Pues déja que todo ese agua lave tu cuerpo, déjate inundar por ella, deja que lave tus heridas, no tengas miedo de que salga todo ese polvo de sangre, pues cuando ya no te quede más veneno, tu cuerpo se encontrará lavado de sufrimiento.

    Créeme, Ana, créeme.

    Uno que tiene el Alma herida, y que conforme se va quitando el veneno, simplemente se siente mejor...

    Un besazo para ti:)

    ResponderEliminar
  5. Gracias, muchas gracias.
    Vuestras palabras me hacen bien pero soy cobarde y frágil.Y estoy llena de dolor.
    ¿Pasara algún dia?

    ResponderEliminar
  6. La fragilidad de tus palabras son el eco del silecio sin vida...
    La cobardia que profesas es la valentia de expresar tu voz...
    El silecio de no expresar los sentimientos, eso, eso es cobardia.
    El dolor es la manifestacion de no concer la desgraciada vida de los que tienen casa y pan que comer...
    Levantate, toma un pedazo de pan y llevalo al anciano sin comida.
    Toma una prenda y viste al niño que muere de frio...
    Toma una bebida caliente y sacia tu frio...

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.