viernes, 30 de octubre de 2009

Un dulce otoño



Hubo una vez un dulce otoño
De hojas marrones y amarillas
Que crujían bajo nuestros pies

Paseos por el parque
Cafes que quemaban los labios
Besos ardientes

Sabor a miel

Hubo una vez un dulce otoño
Tan lejano en el tiempo
Que podria no recordarlo

Pero lo recuerdo
Porque ahora este otoño
Me sabe tan amargo
Como la hiel

3 comentarios:

  1. Hay mucho dolor encerrado en tus palabras.
    Tristeza tambien.
    La vida es una mierda tantas veces. Busca el camino hacia la luz para dejar las sombras.

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo, Ana. Sencillo y bonito poema aunque triste. Sólo de lo negado canta el hombre, como dijera el poeta, sólo de lo perdido, sólo de la esperanza, siempre de lo mismo.

    Sigo de visita por tu página.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por vuestra visita y comentarios.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.